tremolina

Tremolina (1999-2004): Fanzines completos

15,00

Durante los 15 números que se publicaron del Tremolina, éste fue el fanzine más interesante, vivo y caótico que había en una época, los primeros dosmiles, en los que internet aún no había sustituido al “mundo real” a la hora de encontrar información y descubrir artefactos culturales, pero la prensa musical ya estaba totalmente finiquitada.
En sus páginas pudimos leer, algunos por primera vez, sobre grupos como Felt, Patrullero Mancuso, Confetti, TCR, Slumber Party, Melodrama, The Peechees, Bananas, Meteosat, Morrissey, La Buena Vida, 9CDR, Los Empresarios, ESG, Puskarra, Hello Cuca, Dolly Mixture, Lisabö, Black Tambourine, Pedro Páramo, Altered Images, La Casa Azul o Chico y Chica entre (muchos) otros.
Pero no era Tremolina un fanzine musical, sino un fanzine en el más amplio sentido de la palabra, por lo que en sus páginas aparecía todo aquello de lo que eran fans, desde las películas de Preston Sturges a las de Joe Dante, los comics de Serge Clerc y Warren Ellis, o artículos sobre Radio 3, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián o la colección de libros Claro de Luna, amén de un número monográfico dedicado a John Hughes.


Etiquetas: , ,
EncuadernaciónRústica
ISBN978-84- 697-8486- 0
EAN9788469784860
Páginas344
EditorialLibros Walden
Año2018
IdiomaCastellano

Sinopsis

Durante los 15 números que se publicaron del Tremolina, éste fue el fanzine más interesante, vivo y caótico que había en una época, los primeros dosmiles, en los que internet aún no había sustituido al “mundo real” a la hora de encontrar información y descubrir artefactos culturales, pero la prensa musical ya estaba totalmente finiquitada. En sus páginas pudimos leer, algunos por primera vez, sobre grupos como Felt, Patrullero Mancuso, Confetti, TCR, Slumber Party, Melodrama, The Peechees, Bananas, Meteosat, Morrissey, La Buena Vida, 9CDR, Los Empresarios, ESG, Puskarra, Hello Cuca, Dolly Mixture, Lisabö, Black Tambourine, Pedro Páramo, Altered Images, La Casa Azul o Chico y Chica entre (muchos) otros. Pero no era Tremolina un fanzine musical, sino un fanzine en el más amplio sentido de la palabra, por lo que en sus páginas aparecía todo aquello de lo que eran fans, desde las películas de Preston Sturges a las de Joe Dante, los comics de Serge Clerc y Warren Ellis, o artículos sobre Radio 3, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián o la colección de libros Claro de Luna, amén de un número monográfico dedicado a John Hughes.

Pin It on Pinterest