portada CLIO EN DIPSUTA

CLÍO EN DISPUTA. EL DEBATE EPISTEMOLÓGICO ENTRE SOCIÓLOGOS E HISTORIADORES (1903-1908)

20,00

La presente edición, que compila las principales intervenciones de aquella polémica, presenta un marco convincente del tipo de debates en los que se habían instalado los sociólogos y los historiadores en Francia. Asimismo, a través de su lectura, el lector podrá tomar conciencia de los diversos conflictos de autoafirmación disciplinar que comenzaron a tomar cuerpo en el seno de la universidad francesa, a propósito de quién debe asumir el papel rector en el concierto de las ciencias humanas.

EncuadernaciónRústica
ISBN978-84-945072-5-0
EAN9788494507250
Páginas482
EditorialDado Ediciones
Año2018
IdiomaCastellano

Sinopsis

En 1903, el sociólogo francés François Simiand imparte una polémica conferencia en contra de los fundamentos del método de los historiadores. En ella arremete contra los tres ídolos que, a su parecer, impedían la conversión de la ciencia histórica en un saber científico. El método histórico, presentado hasta ese momento con pompa y boato en la muy novísima universidad de la Tercera República, era cuestionado por un sociólogo que apenas sobrepasada los treinta años. La polémica estaba servida. Los historiadores habían sido interpelados a través de la crítica de uno de sus más eminentes representantes, Ch. Seignobos. Tal ataque, sin embargo, no encontró una respuesta inmediata de su parte, si bien es cierto que las críticas sucesivas de Simiand y otros investigadores acabaron por motivar la respuesta del historiador y la posibilidad de entablar un debate conjunto. La presente edición, que compila las principales intervenciones de aquella polémica, presenta un marco convincente del tipo de debates en los que se habían instalado los sociólogos y los historiadores en Francia. Asimismo, a través de su lectura, el lector podrá tomar conciencia de los diversos conflictos de autoafirmación disciplinar que comenzaron a tomar cuerpo en el seno de la universidad francesa, a propósito de quién debe asumir el papel rector en el concierto de las ciencias humanas.

Pin It on Pinterest